TAK apuesta por el elearning en el sector de la máquina herramienta.
2 noviembre, 2017
La gamificación como herramienta de formación en la empresa líquida
4 diciembre, 2017

Basque Industry 4.0; las personas en la cuarta revolución industrial.

El pasado 22 de noviembre tomamos parte en la Tercera edición del Basque Industry 4.0. Organizada por el departamento de Desarrollo Económico y de Competitividad a través de la Spri, la feria tuvo lugar en el Palacio Kursaal de Donostia-San Sebastián.

En un mundo cada vez más tecnológico, donde todo parece que fluye a un ritmo cada vez más rápido, resulta imprescindible no olvidar lo que las personas y nuestro conocimiento podemos aportar.  Muchas veces estos contextos y títulos de este tipo de encuentros nos despistan de la importancia que en toda evolución tenemos las Personas.

Lo que sabemos hacer, lo que hemos aprendido  y nuestra experiencia vital es importante y debe transferirse para poder seguir creciendo. El desarrollo de soluciones basadas  en entornos gamificados es clave en este sentido ya que permite adquirir un conocimiento crítico de manera sencilla y estimulante y siempre aportando un ingrediente motivacional diferencial respecto a otras soluciones.

Para hablar precisamente de este enfoque participamos en el “Basque Industry 4.0” poniendo en valor  nuestras soluciones de e-learning y gamificación y compartiendo algunas de nuestras soluciones en este sentido.

En el evento  se dieron cita más de  2000 personas para asistir, a lo largo de una jornada completa, a un amplio programa de conferencias, zona de expositores  y talleres entorno al cambio de paradigma que ya se conoce como Cuarta Revolución Industrial.

Empresas, clusters, centros tecnológicos y universidades participaron en interesantes debates sobre este cambio, la Cuarta Revolución Industrial, y durante toda la jornada se subrayó la relevancia de un enfoque de  integración de las nuevas tecnologías de la información en los procesos productivos.

La  Industria 4.0 abarca campos como la fabricación aditiva, la robótica colaborativa, los sistemas ciberfísicos, la realidad aumentada, el cloud computing, el big data, la visión artificial o la ciberseguridad. Tecnologías orientadas a conseguir entornos de lo que podríamos llamar “fábrica inteligente”.

Por supuesto, en este contexto no podemos olvidar a las PERSONAS, y cómo debemos adaptarnos a este cambio de paradigma, a su dimensión tecnológica y a adquirir nuevos conocimientos relativos a lo que significa “fábrica inteligente” en toda su extensión.

En este viaje que plantea el cambio de paradigma, pensar en cómo recibimos y compartimos conocimiento y en qué métodos requieren estos procesos de aprendizaje  es esencial. La formación es clave en la transformación 4.0 de las personas y de nuestras “fábricas” como lo es pensar  en un entorno de múltiples soluciones  de aprendizaje digital adaptadas a cada necesidad y a cada persona.

No se trata  sólo de digitalizar los procesos de formación analógicos  o directamente de trabajar la formación online sino más bien de  poder diseñar  soluciones estimulantes y adaptadas a cada nuevo reto de esta transición a la “fábrica digital”… de ser capaces de  transferir conocimiento y adquirir nuevas competencias.